Saltar al contenido
Blog Las 10 mejores playas para ir con niños en Mallorca

Las 10 mejores playas para ir con niños en Mallorca

Sabemos lo mucho que te tienta hacer alguna de las mejores rutas en coche por las playas de Mallorca. Para ello, ROIG Rent a Car pone en tus manos una amplia flota de coches de alquiler en Mallorca, con los que podrás explorar la mayor de las islas Baleares a tu aire, con total comodidad y con la tranquilidad de disfrutar de una experiencia al volante inmejorable. No obstante, si vas a viajar en compañía de los más pequeños, resulta obligado conocer cuáles son las mejores playas para ir con niños en Mallorca.

A priori, la elección no parece fácil, ya que el territorio mallorquín cuenta con 550 km de costa y alrededor de 345 playas. De este generoso abanico de opciones, toca elegir aquellas que reúnan todo lo necesario para una jornada divertida y segura para todos. Para ello, deben ser fácilmente accesibles en coche o a pie, disponer de todos los equipamientos y ser de aguas tranquilas y de progresión lenta, para que el mar tarde en cubrir.

Dicho esto, llega el momento de zambullirse en los puntos más interesantes de las costas de Mallorca. ¡Vamos a ello!

1. Playa de Alcúdia

Empezamos nuestra lista de las 10 mejores playas para ir con niños en Mallorca con uno de los grandes clásicos del turismo familiar en el norte de la isla: la playa de Alcúdia, distinguida bandera azul por su limpieza y la calidad de sus aguas. De arena blanca y fina, y con una increíble extensión de 3,5 km, se trata de una elección perfecta si se tiene en mente viajar con los peques. Aunque no siempre es fácil aparcar junto a la playa, el acceso es fácil, ya que se halla en la zona turística del puerto de Alcúdia, con bares y restaurantes y tiendas y próxima al recinto medieval de esta población. Una vez allí, los peques disfrutarán de una zona de juegos infantiles con columpios y equipos de gimnasia. Asimismo, también hay un servicio de alquiler de kayaks y velomares. En cuanto a las aguas, estas presentan una buena visibilidad y son tranquilas, pero pueden levantarse olas desde el norte, por lo que es importante informarse del estado de la mar antes de visitar Alcúdia.

2. Playa de Muro

Esta playa, la más extensa de Mallorca, se compone de cuatro secciones que suman un total de 6 km. Situada en el atractivo pueblo de Muro y muy cerca de Alcúdia, en la costa noreste, es de arena blanca, está bañada por aguas de color azul claro y destaca por su fácil acceso, la presencia de restaurantes, las zonas de juegos infantiles y su la lenta progresión de sus aguas, ya que hay que caminar bastante hasta que empiezan a cubrir. Además, este es un lugar muy apreciado por los amantes del surf, el pádel surf, el windsurf y otros deportes acuáticos. Tres de sus cuatro sectores —es decir, todos menos el último, Es Capellans— han sido merecedores de la bandera azul.

3. Playa del Puerto de Pollença

Seguimos en el norte de Mallorca y con otra playa con bandera azul. En este caso, se trata de la playa del Puerto de Pollença, situada a tan solo 10 minutos del casco antiguo de esta localidad y con una longitud de 1,5 km. Vale la pena prestar atención al impresionante paisaje circundante, que exhibe las colinas de Formentor y la sierra de Tramuntana. Este enclave cuenta con numerosas tiendas y restaurante, y la playa dispone de tumbonas y sombrillas de alquiler. Las aguas de esta playa, de un sugerente color entre verde y azulado, suelen estar tranquilas, aunque a veces el viento de norte puede agitar un poco el oleaje. Y si te apetece estar un rato a la sombra, tienes una extensa arboleda perfecta para hacer un pícnic.

4. Cala Mesquida

Esta playa de arena fina y aguas transparentes, a la que muchos incluyen entre las mejores calas de Mallorca, se halla en una zona declarada Área Natural de Especial Interés, junto con las calas de Agulla y Moltó. Está rodeada de pinos y dunas, que configuran un paraje de innegable belleza. Todo ello sin renunciar a un acceso sencillo y con un aparcamiento a tan solo 200 m. La cala posee 300 m de largo por 130 m de ancho y brinda al turista numerosos servicios: duchas, alquiler de tumbonas y sombrillas, un restaurante y un bar. La parte más alejada es naturista. En las inmediaciones, además, se pueden visitar el castillo de Capdepera y las cuevas de Artà.

5. Playa de Canyamel

La urbanización Canyamel, en la costa nororiental de Mallorca, da cabida a esta hermosa playa de arena y rocas en la que también ondea la bandera azul. Ubicada a escasos 10 km de Artà y de Capdepera, está rodeada por una reserva natural y un estuario, por lo que este enclave es más que recomendable para los aficionados a la ornitología. Estamos ante una playa familiar de 290 m de largo, arena fina y aguas transparentes y azules, ideales para bucear en Mallorca. ¿El único inconveniente? El oleaje que a veces producen las rachas de viento. Allí también encontrarás duchas, taquillas y lavabos, un servicio de alquiler de tumbonas y sombrillas, sin olvidar los velomares o los kayaks. Y si te apetece reponer fuerzas, tienes un bar y un restaurante en primera línea de playa.

6. Playa de S’Amarador

En la zona turística de Santanyí, en el sureste de Mallorca, se enmarca la playa de S’Amarador ubicada a 6 km de S’Alqueria Blanca. De arena fina y con poco desnivel, destaca por su vegetación de dunas, con pinos, barrones y cardos. Cabe recordar que este pequeño arenal con forma de pequeña albufera ha sido el lugar elegido para la reintroducción de la tortuga de tierra desde 1985. Dado está menos concurrida que la vecina playa de Sa Font d’en Alís, posee menos servicios turísticos. No obstante, estos se hallan a una distancia prudencial. Este también es un destino inmejorable para acercarse a Cala Mondragó, un espacio protegido de 785 hectáreas que, en 1992, fue elevado a la categoría de Parque Natural.

7. Cala Esmeralda

En la urbanización de Cala d’Or, en el sur de Mallorca, se despliega la turística Cala Esmeralda, una playa de arena y roca de 40 m de longitud y 25 m de ancho. A pesar de que está muy concurrida, esta playa es perfecta para los más pequeños debido a que hay que adentrarse mucho en el Meditarráneo para que el agua cubra. También hay lavabos y duchas, aunque son para uso exclusivo del hotel que hay frente a la cala.

8. Playa del Dolç

El sur de la isla —y en concreto, la Colonia de Sant Jordi— puede presumir de algunas de las mejores playas para ir con niños en Mallorca. Nos referimos a la playa del Dolç, de arena y piedras y con unas increíbles vistas a la isla de Cabrera. Junto a ella, se localiza la playa del Port, con un pinar al que acuden muchas familias para disfrutar de un picnic. A pesar de que playa del Dolç no dispone de un área de juegos, este es un lugar idóneo para que los peques practiquen snorkel o buceo de superficie, ya que esta actividad le permitirá nadar entre peces. El único inconveniente es la presencia de algas, que en ocasiones pueden desprender un olor un tanto intenso. Si tienes tiempo, haz un paso con los tuyos hasta el faro.

9. Playa de Palmanova

A tan solo 10 minutos de la capital insular, Palma de Mallorca, encontrarás esta extensa playa de arena blanca y aguas de color azul turquesa, de 1 km de largo e ideal para los niños. Su tramo final dispone de una extensa zona de sombra, un chiringuito con precios al alcance de todos los bolsillos, un beach club y un parque infantil. También hay un sector en el que se puede practicar pádel surf y dar un paseo en banana boat. Aunque no siempre está tan limpia como cabría esperar —la gran afluencia de visitantes no ayuda a ello—, es muy aconsejable para pasar un día en familia, ya que ofrece todos los servicios. Asimismo, Palmanova se encuentra cerca de Magaluf y de zonas con una amplia oferta de ocio.

10. Playa de Camp de Mar

La urbanización Camp de Mar, en Andratx —suroeste de Mallorca— cuenta otra de las mejores playas para ir con niños en Mallorca. Vigilada por un islote, situado justo enfrente de la playa y con un restaurante, esta turística y pequeña playa de arena de 150 m de longitud y 80 m de ancho garantiza un baño divertido y sin riesgos para los más pequeñas de la casa. La limpieza de sus aguas, sus paisajes pintorescos y un ambiente familiar y tranquilo son otras de sus ventajas. En las inmediaciones, hay campos de golf y diversas rutas de senderismo por Mallorca.

¿Qué te ha parecido esta lista? Si deseas ampliarla con nuevas sugerencias, no dudes en enviarnos tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.