Saltar al contenido
Blog Trucos para ahorrar gasolina durante tus vacaciones

Trucos para ahorrar gasolina durante tus vacaciones

    Una de las razones por las que algunos viajeros deciden prescindir de alquilar un vehículo durante sus vacaciones tiene que ver con el presupuesto disponible. Aunque elegir coches de alquiler baratos ayuda a reducir la factura final, a este concepto hay que sumar otra variable: el combustible. Por suerte, existen trucos para ahorrar gasolina durante la conducción, que te ayudarán a disfrutar de unos merecidos días de descanso sin castigar el bolsillo.

    Por supuesto, estos consejos de ahorro también son válidos si te decantas por un vehículo de alquiler diésel, si bien el precio del carburante en este caso resulta más económico. ¡Toma nota!

    1. Planifica bien tu ruta por carretera

    Aunque algunos creerán innecesario insistir en este aspecto, la experiencia nos dice que muchos conductores acaban cayendo en el mismo error: confiar en exceso en el GPS y no estudiar la ruta antes de ponerse al volante. Es evidente que las nuevas tecnologías nos hacen la vida más fácil, pero no son infalibles (sin ir más lejos, no siempre reflejan posibles cambios de sentido en la circulación o cortes de tramos por obras). Por eso, consultar con antelación la ruta y las posibles alternativas te ayudará a llegar a tu destino de la forma más rápida, segura y sencilla, reduciendo así el riesgo de tomar una ruta más larga de lo necesario. Y aunque probablemente lo tendrás presente, no hay que perder de vista que la ruta más corta no siempre es la que comporta un menor consumo de gasolina, ya que también intervienen otros factores: trazado, desnivel, tramos urbanos, etc.

    2. Evita conducir en reserva

    Sabemos que la única preocupación durante tu próxima escapada debería ser disfrutar al máximo del destino elegido. Ahora bien: una planificación mínima es fundamental para evitar sobresaltos: por ejemplo, tener que hacer uso de la reserva de la gasolina porque no hay ninguna gasolinera en ruta. Esto no solo es arriesgado por razones obvias —definitivamente, no es plato de gusto para nadie quedarse sin gasolina a varios kilómetros del pueblo más cercano—: también incrementará tu consumo de combustible. ¿Por qué? Sencillamente, por la mayor presencia de aire en el depósito, lo que aumenta la evaporación de la gasolina. Además, cuando la cantidad de gasolina es baja, la bomba succiona más la suciedad que se acumula en el fondo.

    3. Al repostar, sigue este pequeño truco para consumir menos combustible

    Cuando rellenes el depósito, hazlo aplicando media presión al gatillo de la manguera. Es importante que evites apretar al máximo, ya que así generarás más gases, lo que incrementará la evaporación del combustible. Cuando acabes, sin hacer presión sobre el pulsador, gira la boquilla para que acaben de caer la gasolina o el diésel acumulados. Aunque esta no es la medida que te va a proporcionar más ahorro, todo suma (un grano no hace granero, pero ayuda a su compañero, como dirían nuestras abuelas).

    4. Comprueba la presión de los neumáticos

    Circular con las ruedas con la cantidad de aire adecuada no solo es una precaución indispensable por seguridad: también es una cuestión de ahorro. Si los neumáticos no se han inflado correctamente, esto aumentará la fricción sobre el asfalto. Por eso, el motor necesitará hacer un esfuerzo mayor para vencer esa resistencia, lo que puede llegar a incrementar el consumo de combustible hasta en un 20%. De hecho, conducir con una presión de 0,5 bares inferior a la recomendada reduce el rendimiento del combustible entre un 2% y un 4% en zonas urbanas y suburbanas, respectivamente. Aunque se trata de un coche de alquiler —por ejemplo, si eliges nuestro servicio de rent-a-car en Mallorca, el equipo de ROIG se asegurará de que tu vehículo esté en perfecto estado cuando te lo entreguemos—, no está de más comprobar si las ruedas están bien hinchadas antes de ponerte en marcha.

    5. Evita el exceso de equipaje

    También en este caso, menos es más. Ser precavido y estar preparados para cualquier eventualidad es una virtud, qué duda cabe, pero tampoco hay que excederse. Llevando en tu coche de alquiler solo lo necesario para tus rutas por Mallorca —o por donde desees—, también reducirás el consumo de combustible. Para ello, deja todo tu equipaje en el hotel o el apartamento en el que te alojes y, si no tienes en mente hacer un recorrido en bicicleta, desmonta la baca, el portabicis y todo aquello que no necesites en tus excursiones. Así, tu vehículo será mucho más aerodinámico, lo que contribuirá a que tu último repostaje te cunda mucho más. Un dato: transportar un peso de 100 kilos innecesarios hará que el consumo de gasolina aumente en un 6%.

    6. Pon el coche en marcha correctamente

    En el momento de arrancar, pon el motor en funcionamiento sin pisar el acelerador. Si tu coche es de gasolina, puedes iniciar la marcha justo después del arranque. En cambio, si tu coche es de diésel, deberás esperar unos segundos. Por otro lado, te recomendamos utilizar la primera marcha solo al principio. Después, cambia a segunda a los dos segundos o una vez recorridos alrededor de 6 m.

    7. Presta atención a la velocidad

    Otro de los trucos para ahorrar gasolina es conducir a una velocidad óptima. Aunque puede haber diferencias en función del terreno y el modelo de coche, la mayor eficiencia en el consumo de gasolina —es decir, la mejor ratio entre el consumo de combustible y la distancia recorrida— se consigue circulando a 100 km/h. Todo lo que supere esta cifra supondrá un consumo de gasolina excesivo para tratar de arañar un poco más de velocidad. De hecho, conseguir 20 km/h adicionales puede disparar el combustible consumido en torno al 45%. Además, no tendrás que estar sufriendo por si algún radar te ha sorprendido pisando el acelerador más de la cuenta.

    8. Procura conducir a una velocidad constante

    Todos somos conscientes de que se consume más combustible circulando por la ciudad. ¿El motivo? Las paradas, la aceleración o el uso de los frenos. Por eso, cuando conduzcas por carretera, trata de adoptar la velocidad más uniforme posible y, siempre que tengas que detenerte, pisa el freno con suavidad. Te aseguramos que el depósito de tu coche te lo agradecerá. Si conduces a más de 20 km/h sin cambiar de marcha y sin pisar el acelerador, el consumo de carburante será muy bajo. Por el contrario, si el coche se mueve a ralentí —esto es, con el mínimo de revoluciones por minuto a las que se ajusta el motor—, el depósito disminuirá en 0,5 o 0,7 litros por hora.

    También es aconsejable circular la mayor parte del tiempo con las relaciones más largas y a bajas revoluciones. En ciudad, procura optar por la cuarta o la quinta marcha, siempre dentro de los límites de velocidad.

    Mantén también la distancia de seguridad, ya que esto reducirá la posibilidad de que tengas que frenar de golpe, lo que también consume más combustible. También puedes provechar la inercia de las bajadas para adelantar el cambio de marchas conduciendo a bajas revoluciones.

    9. Apaga el motor si vas a hacer una parada larga

    Tener motor al ralentí durante 10 minutos, en punto muerto y con el aire acondicionado apagado, consume 0,13 litros de gasolina a los 100 km.

    10. Aparca a la sombra

    Aunque nos encante conducir, hay un instante que pone la piel de gallina a cualquier conductor: el de volver a montarse en el coche tras haberlo dejado aparcado bajo el sol. De ahí que, siempre que sea posible, procures dejarlo a la sombra. De este modo, no solo te evitarás esa desagradable sensación de ahogo que todos conocemos al volver a sentarte, sino que tampoco tendrás que poner en marcha el aire acondicionado para que el habitáculo deje de ser un pequeño horno. Y no solo eso: cuanto más baja sea la temperatura ambiente, menor será la evaporación de combustible en el depósito.

    ¿Qué te han parecido estos consejos para ahorrar gasolina durante tus vacaciones? Si tienes otros trucos para que la factura del combustible baje, no dudes en compartirlos con nosotros.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.