Saltar al contenido
Blog Leyendas de Mallorca

Leyendas de Mallorca

    Mallorca es una isla con mucha historia. Y desde los tiempos antiguos los padres han ido dejando una larga tradición de historias a sus hijos que ha traspasado las generaciones y se han convertido en algunas de las leyendas más famosas del país.

    Sigue leyendo si quieres descubrir las leyendas de Mallorca que te hablarán de túneles secretos, enigmas en la fachada de la catedral o dragones que a día de hoy todavía esconden tesoros en algunos de los pueblos más bonitos de Mallorca.

    Leyenda del Drac de Na Coca

    Empezamos conociendo las leyendas de Mallorca con la leyenda del Drac de Na Coca. Explica que en el siglo XXVII, habitaba un terrible dragón en la zona de La Seu y la Portella. La criatura vivía escondida en las alcantarillas y solamente salía por la noche a alimentarse de todas las personas que encontraba, por eso los habitantes vivían aterrorizados.

    Una noche, el valiente caballero Bartomeu Coc caminaba por las calles de Portella en dirección a la casa de su amada. Pero a mitad de camino escuchó unos ruidos extraños y decidió seguir su valiente instinto de protector. Fue entonces cuando se encontró de frente con el Drac de na Coca que estaba a punto de atacarle.

    El caballero se defendió haciendo uso de su espada y mató al temible dragón. Al día siguiente, a la luz del día, todo el mundo pudo ver que en realidad se trataba de un cocodrilo que se había criado en las alcantarillas.

    Entonces el valioso vencedor cogió el dragón y lo regaló a su amada como muestra de su amor y valentía. Ella lo embalsamó y lo conservó hasta el día de hoy, que podrás visitarlo en uno de los mejores museos en Mallorca: el Museo Diocesano.

    En 2011 el ayuntamiento decidió instituir esta leyenda como una de las fiestas que se celebran en Mallorca. En las fiestas de San Sebastián, patrón de Palma de Mallorca, se pasea una reproducción de este gran cocodrilo por las calles de la ciudad, mientras va tirando fuego a su paso.

    Leyendas de Sóller

    Las leyendas de Sóller son otra de las mejores leyendas de Mallorca. Explican que antiguamente, para llegar a esta población desde Palma, se tenía que recorrer a pie o en carruaje un trayecto muy sinuoso y cansado que te hacía subir una montaña, para después volverla a bajar. El día 16 de abril de 1912 se inauguró por fin el tren que conectaba Palma con Sóller.

    El día de la inauguración, solamente algunas familias tuvieron la oportunidad de comprar sus tickets para subir al tren y unos de ellos eran la joven pareja de la que habla esta historia. Ellos habían cogido el tren en dirección a Palma para allí comenzar su luna de miel, ya que pocos días antes se habían casado.

    Lo que no sabía la novia es que su esposo mantenía una relación amorosa con su sirvienta y lo descubrió en el momento en el que los vio a los dos en el extremo final del tren besándose. A la novia le comenzó a hervir la sangre y atacó a su sirvienta, comenzando una pelea que acabaría con su vida, ya que cayó por la borda del tren.

    Hoy en día se dice que si sales al último vagón del tren de Sóller a Palma, todavía puedes intuir como eres juzgado por una mujer con cuerpo y rostro desfigurado, vestida de novia. La leyenda dice que si eres infiel, te tirará del tren.

    Misterios y leyendas de Palma de Mallorca

    Palma es una de las ciudades donde se esconden más misterios de Mallorca y estas son algunas de las historias tradicionales más conocidas por sus habitantes.

    Los prisioneros de las murallas de Medina Mayurqa

    Cuando la ciudad de Palma todavía era propiedad de los musulmanes y estos estaban siendo asediados por Jaume I, colgaron a varios prisioneros cristianos de las paredes de la muralla para asustar al ejército y evitar que les siguieran disparando. 

    Lo que no sabían es que los cristianos colgados comenzaron a gritar a sus compañeros que siguieran atacando sin descanso y el milagro fue que ninguno de ellos resultó herido.

    El barco de los xuetes

    A finales del siglo XIV, los judíos todavía eran un colectivo muy respetado con el que convivían los cristianos en Mallorca, hasta que comenzó el asalto a la judería y entonces les obligaron a convertirse al cristianismo. Una vez se convertían, seguían siendo perseguidos por la inquisición por seguir teniendo prácticas judías.

    Un grupo de estos judíos conversos, llamados xuetes decidió escapar una noche con un barco para huir de la inquisición, en ese momento muy bien vista. Sin embargo, una tormenta les impidió zarpar, así que tuvieron que volver sobre sus pasos y ser encarcelados por los cristianos.

    La difunta del Convento de Santa Clara

    El Convento de Santa Clara data del siglo XVII y en su interior sucede una de las principales leyendas de Palma de Mallorca. 

    En el momento en el que comienza la historia, dentro del convento se estaba velando el cuerpo de una dama de la alta nobleza mallorquina muy importante, que al día siguiente iba a ser enterrada con un anillo de incalculable valor.

    Uno de los guardias que custodiaban el cuerpo durante la noche se durmió y el otro aprovechó el despiste de su compañero para robar el valioso anillo de la difunta. Cuando se acercó al cuerpo y comenzó a sacarle el anillo se encontró con muchas dificultades, así que impulsado por su codicia mordió el dedo de la difunta para robarle la joya.

    Automáticamente, esta despertó del letargo en el que estaba sumida y esa fue la manera con la que evitaron haberla enterrado en vida.

    El pasadizo secreto del castillo de Bellver

    Esta es otra de las leyendas de Mallorca más interesantes. Los reyes son las últimas personas que deben huir de una ciudad cuando está siendo atacada, pero así no es como pensaba Jaume II que ordenó construir una vía de escape de la fortaleza que llevara directamente al mar, para poder escapar, dejando a su población encerrada dentro de los muros. 

    Se dice que hacía unos años, cuando todavía no era rey, su ciudad había sido asaltada y había tenido que huir por el sistema de alcantarillado. Cuando construyó su propio castillo dijo que eso no le volvería a suceder, sino que construiría un cómodo pasadizo para escapar como es debido.

    Después de unos años, el propio hermano de Jaume II le atacó para apoderarse del reino, así que no dudó en coger sus cosas y usar su vía de escape por primera y última vez. No se supo lo que pasó con él, ya que nunca más fue visto en Mallorca y el pasadizo desapareció con él.

    El pasadizo todavía no se ha encontrado a causa del mal estado del castillo, aunque todavía siguen haciendo excavaciones. Por eso esta historia ha quedado como una leyenda de Mallorca, de la que probablemente nunca nadie sepa si fue verdad.

    Ahora que conoces las mejores leyendas de Mallorca, seguro que te ha picado el gusanillo y ya estás pensando en tus próximas vacaciones en esta isla balear. No dudes en echar un vistazo a nuestra página web de ROIG si necesitas un coche de alquiler para moverte por la isla o si necesitas algún tipo de transporte.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.