Saltar al contenido
Blog QUÉ HACER EN MALLORCA EN INVIERNO

QUÉ HACER EN MALLORCA EN INVIERNO

    ROIG Drive Mallorca https://booking.roig.com

    Mallorca es sinónimo de playas y calas de postal, qué duda cabe. Ahora bien: ¿nos creerías si te decimos que esta isla puede ser incluso mejor en los meses de diciembre a marzo? Y no, no lo decimos porque sí. Si quieres saber qué hacer en Mallorca en invierno, estás en el lugar adecuado, ya que te traemos algunas buenas ideas para sacarle el máximo partido a tu paso por Baleares.

    Y si quieres que la experiencia sea aún mejor, solo tienes que hacerte con un coche de alquiler en Mallorca y lanzarte a recorrer este destino único. Te aseguramos que la época del año no va a ser un impedimento (entre otras cosas, por el agradable clima de Mallorca). ¡Haz la prueba!

    1. Realizar rutas de senderismo por Mallorca…

    No es la primera vez que te proponemos rutas de senderismo en Mallorca. No obstante, cada época del año es idónea para recorrer unos itinerarios concretos, en función del paisaje y de las temperaturas. Por eso, queremos compartir contigo las mejores propuestas para disfrutar del trekking en invierno.

    Uno de los destinos más acertados por estas fechas es la sierra de Tramuntana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2011. Alejada de los principales puntos turísticos de Mallorca, es un tesoro para muchos visitantes. Esta cordillera se extiende por toda la costa noroeste de la isla, desde Andratx, en el sur, hasta cabo Formentor, en el punto más septentrional, y cuenta con seis picos por encima de los 1.000 m sobre el nivel del mar. ¿Por qué no explorar sus rincones más fotogénicos?

    Una buena opción es seguir el sendero GR-221 a lo largo del eje central de esta sierra. El itinerario, conocido como la Ruta de la Piedra Seca, se inicia en Valldemossa y pasa por Deià, Sóller y Pollença, sin duda algunos de los pueblos más bonitos de Mallorca. El camino está bien señalizado y cuenta con alojamiento para todos los bolsillos.

    Otra ruta de senderismo en Mallorca que no deberías perderte en invierno es la ruta de Artà, donde se hallan unas de las mejores cuevas de Mallorca —con permiso de las Coves del Drach— hasta Lluc, que da cabida al santuario más importante de la isla. Basta con seguir la GR-222.

    2. …o rutas de ciclismo por Mallorca

    Independientemente de cuál sea tu edad, experiencia o estado de forma física, en Mallorca siempre encontrarás la ruta que mejor se adapta a ti. Además, las condiciones son inmejorables para practicar este deporte: mucho sol, poca lluvia y carreteras prácticamente vacías. De ahí que el ciclismo sea una opción idónea de octubre a mayo. La llanura central de la isla, conocida como Es Pla (‘el llano’, en catalán), reúne hermosas rutas entre las principales localidades mallorquinas y las zonas rurales. Aquellos que buscan un desafío mayor pueden tomar los caminos de montaña de Tramuntana, algunos de los cuales recuerdan a los Alpes o los Pirineos. De hecho, no es casualidad que muchos ciclistas profesionales elijan Mallorca para entrenar en invierno.

    ¿Necesitas ideas? Aquí tienes rutas de ciclismo en Mallorca para toda la familia. ¡Escoge la tuya!

    3. Disfrutar del barranquismo en Mallorca

    No perdemos aún de vista los deportes en Mallorca: si te gusta la escalada o la geología, este es tu destino perfecto en cualquier época del año, tanto en verano como en invierno. Dado que gran parte de su geografía es de piedra caliza, la isla es ideal tanto para quienes deseen hacer canyoning como para aquellos a los que no les asustan las grandes paredes verticales. Baja por los ríos, haz rappel, nada en aguas bravas y desafía la imponente silueta de los acantilados mallorquines: la aventura está asegurada. Eso sí: para llevar a cabo estas actividades, es necesario ir acompañado/a de guías locales para garantizar tu seguridad y la de los tuyos. Además, las empresas especializadas en deportes al aire libre te asesorarán sobre la mejor opción. Una de las más populares es el torrente de Sa Fosca, que atrae a deportistas de otros países.

    ¿Te apetece escalar en grupo? En ese caso, recuerda que en ROIG Rent a Car disponemos de un servicio de transporte para clubes deportivos.

    4. Jugar al golf en Mallorca

    Con 300 días de sol al año, Mallorca es un destino inmejorable para los golfistas que buscan un clima agradable para practicar su deporte favorito. Mallorca posee 23 campos de golf repartidos por toda la isla, y en escenarios para todos los gustos. Elige desde un campo rodeado de palmeras, como el de Alcúdia, o perfecciona tu putt entre pinares y con unas vistas de excepción a Palma, algo que es posible en el sofisticado Real Golf de Bendinat, en el suroeste insular. Y eso no es todo: muchos disponen de habitaciones de hotel o apartamentos en las proximidades del campo de golf.

    Entre los mejores campos de golf de Mallorca, destacan el de Son Vida, el más antiguo de la isla, o el Vall d’Or Club, que abre sus puertas en la finca d’Es Turó y que brinda unas magníficas vistas sobre el Mediterráneo. ¿Quieres más sugerencias? En ese caso, no te pierdas nuestras recomendaciones sobre dónde jugar al golf en Mallorca.

    5. Hacer turismo enológico en Mallorca

    La industria vitivinícola mallorquina se desarrolló gradualmente tras la epidemia de filoxera que acabó con los viñedos europeos a finales del siglo XIX. Aunque la producción de vino mallorquín es más bien modesta, la calidad de sus caldos no admite discusión. Además, la diversidad del suelo en la isla hace posible producir una sorprendente variedad de vinos. Te invitamos a visitar Binissalem y Santa Maria, ambas a poca distancia de la capital insular, Palma de Mallorca, y dos de los principales centros de producción enológica.

    La mayoría de las 60 bodegas de vino de Mallorca organizan visitas guiadas y catas en los que los protagonistas son los cerca de 300 tipos de vinos de la isla. Desde los grandes productores del centro de la isla hasta los pequeños proyectos impulsados por pequeños emprendedores, en localidades como Banyalbufar, el abanico de opciones es inmenso.

    6. Contemplar los almendros en flor de Mallorca

    Ya que hablamos de naturaleza, ¿por qué no aprovechar tu escapada para disfrutar de una de las estampas más evocadoras del paisaje mallorquín en estas fechas? En efecto, una de las cosas que hacer en invierno en Mallorca es admirar la floración de los almendros.

    Hacia finales de enero y durante el mes de febrero, los cuatro millones de almendros se cubren de flores blancas y rosada, como si de una lluvia de copos de nieve se tratara. Cuenta la leyenda que estos árboles fueron plantados durante la dominación árabe por un mandatario que quería contentar a una reina escandinava, quien añoraba los paisajes de su tierra natal. Sea como fuere, ver este pequeño regalo de la naturaleza no te dejará indiferente. ¡Descubre esta forma de viajar!

    7. Asistir a las fiestas de Sant Antoni y Sant Sebastià en enero

    Pese a que el calendario de fiestas en Mallorca ofrece eventos durante todo el año, dos de los principales festivales en Mallorca tienen lugar cada año en enero. El primero es en honor a Sant Antoni, el patrón de los animales, que tiene lugar el 17 de enero. Aunque cada localidad mallorquina tiene su propio programa festivo, el acto más tradicional suele ser una bendición de animales domésticos y de granja a cargo de un sacerdote. Los festivales más populares de Sant Antoni en Mallorca tienen lugar en Artà, Pollença y Sa Pobla.

    Al día siguiente, o el siguiente fin de semana, según el año, es el turno de la fiesta de Sant Sebastià, que se vive con especial intensidad en Andratx. Durante la misma, se encienden fuegos en las calles y en las plazas, y se llevan a cabo parrilladas populares. El producto estrella es el botifarró, una salchicha local tradicional que se suele consumir regada por un delicioso vino mallorquín. ¡Buen provecho!

    8. Vibrar con el Carnaval en Mallorca

    En Mallorca, el carnaval recibe el nombre de la fiesta de los Últimos Días. Los festejos arrancan el Jueves Lardero y se prolongan durante todo el fin de semana con conciertos, bailes y desfiles de comparsas disfrazadas. Los carnavales más multitudinarios son los de Palma de Mallorca, con Sa Rueta en primer lugar, seguida de la gran rúa del domingo. Miles de personas asisten para ver una cincuentena de carrozas y una veintena de comparsas, que salen por la tarde de la calle del Baró de Pinopar y recorren la ciudad hasta la plaza de Joan Carles I, donde se efectúa la entrega de premios.

    También es muy popular la rúa de en Camestortes de Algaida, en la que desfilan carrozas acompañadas de comparsas. Sin embargo, el buque insignia es el juicio que se le hace a un muñeco y que termina con la ejecución del peculiar reo y una comitiva fúnebre acompañada de la Banda de Música de Algaida.

    Asimismo, puedes asistir a la fiesta de la Fava Pelada, en Puigpunyent, que consiste en una cena con habas y un desfile de disfraces, o pasarte por el carnaval de Artà, con una pequeña rúa infantil y un desfile popular de disfraces amenizado por una banda de música. Esto se completa con una esperada batalla de harina en la plaza del Conqueridor.

    Por cierto: en estas fechas, es muy tradicional el consumo de la indefectible ensaimada. ¡No dejes de degustar en tu viaje a Mallorca una de las especialidades de la gastronomía mallorquina más irresistibles!

    Por descontado, también los mejores museos de Mallorca o pasear por algunos de los mercados y mercadillos al aire libre de la isla.

    Hasta aquí algunos planes y propuestas sobre lo que hay que hacer en Mallorca en invierno. Sin embargo, si quieres mandarnos otras sugerencias, no dudes en escribirnos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.