Es Trenc

En Campos se encuentra la playa de Es Trenc, tiene una longitud de 3000 metros, y está declarada Área Natural de Especial Interés. Para llegar a la playa, hay que dirigirse en el coche de alquiler por la carretera PM-604, que une Campos con la Colònia de Sant Jordi, hay una desviación a la derecha a unos seis kilómetros de Campos, desde donde se ven los montones de sal de las salinas, la cual conduce a un aparcamiento de pago junto a la playa. En el extremo más apartado de la playa, hay un rincón frecuentado por bañistas naturistas

Playa de Muro

La Playa de Muro ocupa unos 5 kilómetros y medio de litoral, está integrada dentro  de la playa de la bahía de Alcudia, la cual empieza en Can Picafort y acaba en el Puerto de Alcudia. Algunos tramos están urbanizados con hoteles, apartamentos y algunos chalets. Se llega por la carretera que une el Puerto de Alcudia y Artà, antes de llegar a Can Picafort.

Cala Estellencs

Descubre con tu coche de alquiler en Mallorca escondidas y espectaculares calasCala Estellencs es una playa para bañistas y también un pequeño puerto de pescadores. Esta estrecha cala es de piedras y desemboca allí el torrente de Son Fortuny que cae en cascada sobre la orilla. Está encajada entre acantilados de arcilla roja.

Desde esta cala podrás contemplar el perfil de la Serra de TramuntanaPatrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con sus impresionantes acantilados.

Faro Formentor

El Faro de Formentor, a 188 metros sobre el nivel del mar, fue el faro de las Islas Baleares más complicado de construir debido a su situación en la península de Formentor. Con una torre de 56 metros de altura, entró en funcionamiento en 1863.

Para llegar al punto más septentrional de Mallorca se construyó una carretera en la que trabajaron más de 200 hombres.

En 1928 se construyó uno de los primeros hoteles de lujo de Mallorca, el Hotel Formentor. Por allí han pasado personalidades como Winston Churchill, el príncipe de Gales y algún Majarajá. El hotel, como Pollença, está vinculado al mundo de la cultura. Allí, el escritor Camilo José Cela, impulsó las conversaciones poéticas de Formentor.

Formentor ha sido también protagonista para muchos artistas pictóricos y también protagonista de uno de los poemas más emblemáticos de Mallorca: El Pi de Formentor

S’Albufera

Si quieres entrar en contacto con la flora y la fauna de la isla, la Albufera es una de tus excursiones obligadas con el coche de alquiler en Mallorca.

Es una zona húmeda de gran importancia ecológica situada en los municipios de Alcudia, Muro y Sa Pobla.

Con un perímetro de 32 kilómetros la fauna más notable son las aves, con más de 230 especies que se pueden ver en alguno de los observatorios camuflados y habilitados para ello. También se pueden ver flamencos, patos salvajes o tortugas de agua.

Está separada de la bahía de Alcudia por un cordón de dunas de 8 kilómetros. El acceso es a pie o en bicicleta. Puedes aparcar el coche de alquiler en las calles cercanas o en el aparcamiento de la entrada al Parque.

La Catedral de Palma

La Catedral de Mallorca es el principal edificio religioso de la isla. Se la conoce como La Seu. Es un templo gótico construido a la orilla de la bahía de Palma. Es la única catedral gótica que se asoma al mar sobre las murallas romanas y renacentistas. Es también la sede de la diócesis de Mallorca.  Además, es la catedral con el mayor rosetón gótico del mundo.

Su construcción se inició en 1229 aunque los trabajos y acabados continuaron bastantes años después, ya que no se terminó hasta 1601, y se sigue reformando y restaurando cada poco tiempo.

En el interior se puede visitar además la obra del artista Miquel Barceló en una de las capillas de la catedral de Mallorca. Se trata de un gran mural de cerámica adosado a las paredes.

Patios Señoriales Palma

Encontrarás a patios señoriales en el centro histórico Palma de Mallorca. La historia de estos patios se remonta al siglo XIII, con la llegada del estilo gótico a la isla, cuando las principales casas de Palma fueron reedificadas. Algunas de las direcciones más interesantes son Ca la Cristiana, Ca n’Alemany o Ca’n Campaner. Desde la Calle del Sol nace una ruta que te llevará a ver prácticamente todos los patios de Palma de Mallorca.