PROTOCOLOS DE SEGURIDAD E HIGIENE FRENTE AL COVID-19

Tras el fin de la desescalada y la entrada en la fase de nueva normalidad, en ROIG Rent a Car retomamos nuestro servicio de alquiler de coches en Mallorca. En este contexto, y con el propósito de garantizar en todo momento la tranquilidad y la seguridad de su plantilla, sus colaboradores y sus clientes, nuestra organización ha adoptado los siguientes protocolos y medidas para prevenir la expansión del COVID-19.

Protocolos de limpieza de vehículos

  • El vehículo de alquiler se limpiará y desinfectará cada vez que haya sido utilizado. En el proceso, se prestará una especial atención a las manijas de las puertas, los cinturones de seguridad, el sistema de apertura y cierre, los apoyabrazos y los asideros.

  • Todos los vehículos se ventilarán periódicamente, abriendo las ventanillas (no se usará para ello el sistema de climatización).

  • El personal de limpieza utilizará equipos de protección individual (EPI), como mascarillas y guantes, durante el desempeño de sus funciones y se lavará frecuentemente las manos con agua, jabón y gel desinfectante.

  • En caso de que un vehículo sea usado por diferentes trabajadores, después de cada uso se limpiarán el volante, los cambios de marcha, el freno de mano y el salpicadero.

Protocolos de seguridad en la recepción

  • El uso de la mascarilla en la recepción es obligatorio, tanto para los colaboradores de ROIG como para los clientes.

  • El número máximo de clientes será de 6 (3 por fila), y solo podrán entrar los conductores que figurarán en el contrato. El resto de los acompañantes deberá esperar fuera.

  • Los clientes deberán desinfectarse las manos con el gel disponible en el mostrador. También se desinfectará el bolígrafo para la tablet antes de cada uso.

  • Entre cada cliente, el trabajador limpiará con un paño con desinfectante la pantalla táctil con la que se firma el contrato, la parte del mostrador frente a su puesto de trabajo y los utensilios que el cliente haya tocado.

  • Los trabajadores desinfectarán las llaves del coche, tanto antes de entregárselas a los clientes como cuando estos las devuelvan.

  • En ningún momento el trabajador tocará al cliente o estará a menos de 1 m de distancia del mismo.

  • Todas las puertas de la oficina permanecerán permanentemente abiertas durante el horario de atención al público. Esto facilitará que el cliente no tenga que tocar el timbre o la puerta y, además, mejorará la ventilación del hall de las oficinas.

Protocolos para el personal de ROIG

  • Se reducirá al mínimo indispensable el número de trabajadores para el desarrollo de cada función.

  • Todos los trabajadores deberán llevar puesta la mascarilla o pantalla protectora durante toda su jornada. Además, aquellos que estén directamente de cara al público, deberán hacer uso obligatorio de guantes mientras estén atendiendo.

  • Se mantendrá el distanciamiento social en todas las operaciones y trabajos. Este será de al menos 2 m de distancia.

  • Si hace viento, los empleados se colocarán en una posición que evite la propagación de partículas de un interlocutor a otro.

  • Se prohíben las reuniones, tanto de empresa como entre compañeros, si no se puede mantener la distancia mínima de 2 m.

  • Se evitará tocarse en los ojos, la nariz y la boca y se lavarán las manos con frecuencia (como mínimo, cada 2 o 3 horas).

  • Se comprobará que haya agua limpia y jabón disponible en todos los baños, al alcance de todos, al inicio y durante el transcurso de cada jornada.

  • Se limpiarán y desinfectarán con frecuencia todas las superficies de trabajo diario, especialmente aquellas que toquen los trabajadores y clientes (pomos de puertas, mostradores, bolígrafos, pantallas táctiles, teclados, ratones, etc.)

  • Los espacios cerrados se ventilarán al menos tres veces al día.

  • Las herramientas serán de uso individual. Si esto no es posible, deberán desinfectarse previamente cada vez que se intercambien entre compañeros.

  • Se eliminarán los saludos entre personas que incluyan besos, abrazos y contacto físico, reemplazándolo por saludos a distancia.

  • Se evitarán las aglomeraciones de personal o clientes en espacios cerrados, pasillos, accesos y salidas.

  • Si alguien observa comportamientos que pueden poner en riesgo o peligroso la salud de otros compañeros, deberá comunicarlo al jefe de su departamento, quien supervisará que cada miembro dude su equipo cumpla con toda la normativa aquí expuesta.

  • Si se observa en uno mismo o en un compañero síntomas dude fiebre, malestar general tos o dificultad para respirar, se notificará directamente al responsable de área para que pueda retirarse a casa y desde allí llamar al 061, para que le indiquen cómo proceder. Hay que evitar acudir directamente al centro médico.

Esperamos que todas estas medidas protejan a nuestros clientes y empleados, transmitan la tranquilidad necesaria y les proporcionen la máxima seguridad, manteniendo siempre nuestros más altos estándares de calidad y servicio.